Sacar partido a nuestro taladro

Hola de nuevo hoy vamos a contar como sacar el máximo partido a nuestro taladro.

No resulta cómodo ni económico para una persona que no es profesional tener máquinas específicas para cada tarea. Por eso el taladro es la estrella del bricolaje, con el accesorio adecuado se puede convertir en lijadora, pulidora o incluso lima, vamos todo un taller en una sola máquina. Piensa que todos estos accesorios cambian según sea el material que vas a trabajar y el acabado que deseas, por eso debes informar al vendedor de tu ferretería habitual qué tarea vas a realizar y sobre que superficie vas a trabajar.

Luego tienes que tener en cuenta que los taladros tienen diferentes potencias, pero para las tareas más habituales basta con potencia media. Todas las tareas que vamos a explicar a continuación podrás realizarlas con un taladro de 500 a 650w.

Es importante que cuando cambies un accesorio o manipules el taladro te asegures de que la máquina esta desenchufada. Un arranque accidental de la máquina podría provocarte daños y es recomendable utilizar gafas de protección y mascarilla en aquellas aplicaciones que puedan provocar polvo o salto de partículas. No nos gustaría hacernos daño cuando estamos de bricolaje ha sin que usar protección.

Vamos a lo que podemos hacer con ello, paso a paso:

Limpiar y decapar – Se utilizan cepillos de metal o de nailon, según el material sobre el que se va a trabajar. Hay distintas formas y tamaños y se suelen utilizar para desherrumbrar y limpiar metal y piedra, eliminar pintura, preparar superficies para soldar y eliminar soldaduras, también, esmerilar y pulir. Aplícalos sin exagerar la presión y con un movimiento uniforme. Una de las diferencias de los cepillos de nailon varían por el grano de sus púas, cuando mayor es el grano más abrasivos son, aunque siempre menos que los de metal. Se usan para limpiar, desherrumbrar y pulir madera, piedra o metal. Siempre que trabajes en madera, lo mejor es un cepillo de nailon a no ser que quieras quitarle la veta.
Lijar – Puedes colocar en tu talaro un plato con una lija o un cepillo para lijar. Entre los cepillos están los milhojas compuestos por varios pliegos de lija, ideal para trabajar sobre superficies irregulares. También tienes cepillos de tambor o rodillo, que llevan cintas abrasivas fijas o intercambiables. Los platos incorporan lija con una tuerca o velcro. Hay modelos que te permiten bloquear el eje del plato para que permanezca perpendicular al taladro y lijes con comodidad los cantos de madera. Con el eje desbloqueado , el plato pivota y lija y se adapta mejor a la superficie, evitando arañarla. El tipo de lija debes elegirlo según el material que vas a lijar y el acabado que desees, cuanto más grueso es el grano, más basto es el lijado. La numeración de la lija te indica el grano, cuanto mayor es el numero mas fino es.
 Pulir – Tienes muchos accesorios para dar brillo a una superficie, como cepillos o discos con almohadilla de tela, lana o fieltro, cada uno indicado para determinados materiales y acabados. Podemos encontrar kits para pulir que incluso incluyen ceras y pastas. Al pulir, cuida siempre que el taladro no quede perpendicular a la superficie porque el vástago de fijación podría rayarla.
Limar – Para conseguir rectificados perfectos en superficies pequeñas o de difícil acceso, las limas y muelas son accesorios idóneos. Se acoplan al taladro con un alargador flexible que hace más cómodo su manejo. Las muelas con piedras abrasivas cerámicas de alúmina y puedes utilizarlas para limar y repasar metales, cristal, cerámica o plásticos. De limas puedes encontrar de dos tipos para madera o metal. Se distinguen fácilmente unas tienes relieve con puntos y otras rayas..
Soportes – Convierte al taladro en un instrumento de precisión. Te permiten trabajar en cualquier ángulo por lo que son ideales para hacer perforaciones en serie, todas con el mismo ángulo. Los soportes disponen de regulación de profundidad, imprescindible para regular el avance de la broca. También sirven para fijar tubos y perforarlos con comodidad. Sobretodo hay que tener cuidado cuando cuando se trabaje con el soporte debemos manejarlo con las empuñaduras correspondientes y mirar que este firmemente sujeto.

Tener en cuenta que estos accesorios no suelen tener la misma precisión que las maquinas especializadas para cada uso. Por eso mismo es importante tener mucha precaución al usarlos.
Uno de mis consejos seria que los usaras primero en zonas menos comprometidas de tu proyecto o trabajo que estas realizando.
Muchas gracias por su visita y vuestros comentarios os esperamos en el próximo consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.